domingo, junio 10, 2012

Monedas

Marcos y Mario querían hacer algo para ayudar a la gente sin hogar y no se les ocurrió mejor idea que la de hacer una “fuente de los deseos”, dársela a un indigente y ver el resultado. Más aquí

2 comentarios:

José Del Moral De la Vega dijo...

¡Wow! Hasta la caridad tiene que ser creativa.

Mariní dijo...

q belleza de idea! me gustaría compartirlo en mi blog... como puedo hacer?
muchas gracias!

marini-cieloytierra.blogspot.com
mdelasnieves.a@gmail.com