viernes, enero 02, 2009

Más allá del consumo



Siempre es estimulante leer a Manuel Castell y hoy ya en el nuevo año y tras unos días de buenos deseos para todos tocaba aterrizar un poquito y claro la crisis es el tema que lo llena todo... bueno pues os recomiendo la lectura del artículo "Más allá del consumo" que ha aparecido en La Vanguardia hace unos días y que aquí rescato un fragmento,

Haga usted un ejercicio personal. Calcule lo que le han costado en horas de trabajo los objetos que le rodean, empezando por su coche, y evalúe lo que realmente le gusta y realmente le sirve. Investigue cuánto más placer tiene por cada pulgada adicional de su televisor (que tendrá que tirar para tener TDT, con lo que podrá ver con más nitidez las mismas tonterías). Reflexione sobre la gastronomía realmente existente y sitúela en los límites de su aparato digestivo, estandarizando el placer obtenido por el sufrimiento de las curas de adelgazamiento o la culpabilidad por no hacerlas. Rememore sus últimas vacaciones y compare el esfuerzo económico y nervioso de llegar a una playa atestada de un país pobre con colas de turistas para visitar monumentos delabrados con el disfrute de un tiempo tranquilo en su pueblo lejos de los turistas invasores. Evalúe lo que le cuesta su consumo en dinero y tiempo. Verá como se sentirá mejor cuando ya no lo pueda hacer aunque quiera.

Y si nos acostumbramos a vivir de otra manera durante algún tiempo, a lo mejor les decimos que se dejen de estimular la economía y dediquen nuestro dinero a estimularnos la mente, que es por donde se siente la vida.


En la imagen dos maniquis tal cual, ahora en rebajas es una imagen sugerente :))

2 comentarios:

Gamar dijo...

somos muchos los que detestamos el consumismo salvaje pero quiénes estan dispuestos a dejar elconsumo?
Las horas de electricidad, de materiales para fabricar y usar cada aparato informático es alarmante tambien.
Dejaríamos de usarlos?
Es una paradoja que trae el desarrollo.
El planeta estariamucho mejor sin nosotros,pero...
Perdon, hoy no estoy muy optimista.
Un saludo desde muy lejos

Mila dijo...

tienes razón, el consumo nos mueve... pero hagamos un consumo responsable que seguro ayuda a que la economía se ajuste a la realidad del planeta y será bueno para nuestro futuro y el de las generaciones futuras... saludos desde no tan lejos... :))